Posteado por: andavid | noviembre 6, 2007

Recuerdos de un enamorado

Clara…
Como la luz que llega a mi ventana cada mañana.
Dulce…
Como el exquisito sabor del chocolate.

Así es…
Tan suave como la seda.
Con piel de porcelana
Y, rostro de muñeca.

Su voz es melodiosa
Como la sinfonía de Londres.
Tan magistral
Como el lenguaje de Bohórquez.

Así es…
Tan suave como la seda.
Con piel de porcelana
Y, rostro de muñeca.


Responses

  1. Qué bella. Ya quisiera verla a ver si es cierto lo que escribes…
    Saludos.

  2. Me quedo corto en describirla… Gracias Nestor por comentar

    EXITOS!
    Si vales, bene est, ego valeo

  3. Hey saludos, pasé unos años de mi adolescencia en magangué, a finales de los 80’s, pero perdi casi todo contacto con mis amigos y hace mucho tiempo q no voy por alla. Buscando en la red encontre tu sitio, chevere haber visto las fotos. Saludos.

  4. Que bueno Felix que te intereses por esa tierra que te acogio en esos años. Te invito que pases por alla de nuevo.

    EXITOS

  5. y pensar que se ve tan diferente realmente

  6. Que linda toda romantica………


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: