Posteado por: andavid | diciembre 17, 2007

En un comienzo

En un comienzo
Todo estaba lleno de luz.
Labrabas la tierra,
Cultivabas semillas.

Paseabas desnudo por la pradera,
Vivías en armonía con la naturaleza.
No sabias de tristezas,
No existía la envidia y la vergüenza.

No había más riquezas que el verde de los árboles,
El azul del cielo resplandeciente,
Arcos iris brillantes,
Y mares llenos de maravillas.

Te procreabas libremente,
Con pasión animal explotaba tu cuerpo.
No había violencia,
No conocías de sexo seguro.

En un comienzo
La pureza del aire y el canto de los pájaros
Se lo agradecías al sol
Con ritual de canto y danza.

Con casas de paja,
Y ollas de barro.
Paseabas alegre
Sintiendo la hierba entre tus dedos.

Ahora.
Con torres de cemento,
Dueño de mares y cielo
Vagas por el mundo con sonrisa falsa.

Vendes tu esencia,
Regalas tu cuerpo,
Dañas la tierra que te parió.
Perdiste todo respeto.

Regresa al tiempo
En el que feliz mostrabas la carie
Que hoy con ropas y zapatos
Vives sumergido por olas de sombras y barbarie.


Responses

  1. Un buen poema que habla sobre el comportamiento del hombre desde la creación hasta nuestros tiempos. Felicitaciones.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: